Jairzinho Rozenstruik noquea a Overeem en los últimos segundos del combate

Rozenstruik noqueó a Overeem y quiere enfrentarse a Ngannou en su siguiente combate.

Jairzinho Rozenstruik logró poner el colofón final a su 2019 noqueando anoche a Alistair Overeem en el combate estelar de UFC Washington DC. Con cuatro segundos restantes al combate, Overeem, confiado que había hecho suficiente para alzarse con la victoria bajó la guardia, algo que aprovechó Rozenstruik para noquearle.

Rozenstruik iba perdiendo la decisión del combate, pero logró conectar la derecha que noquearía a Overeem, consiguiendo así su cuarta victoria en el octágono en 2019. Después del combate estelar, Rozenstruik pidió el combate contra Francis Ngannou.

Quiero regresar en marzo o abril y quiero enfrentarme a este gran hombre, Francis Ngannou. Si escuchas esto ahora mismo, espero que aceptes el combate. Vamos a darle a la gente espectáculo” dijo Rozenstruik  después del combate.

A lo que Ngannou respondería minutos después a través de sus redes sociales. “Te he escuchado babayga. Lo has dejado muy claro esta noche. Felicidades por la forma en la que volviste por cierto” escribió Ngannou.

Aunque la forma en la que Rozenstruik logró finalizar el combate fue impresionante, llegando a hacer que el labio de Overeem explotara y quedara una herida parecida a la de Robbie Lawler cuando se enfrentó por segunda vez a Rory MacDonald, el combate en sí no fue de los mejores de la cartelera.

Overeem relajó el tempo del combate, neutralizando los ataques de Rozenstruik y consiguiendo varios derribos en un combate, por la primera vez desde 2008. Overeem controló la mayoría del combate, presionando a Rozenstruik contra la jaula y en la lona.

Aunque esa energía gastada buscando el derribo afectó a Overeem en el quinto asalto, en el que se mostró algo lento y cansado. En los últimos instantes del combate, Rozenstruik siguió presionando a Overeem y consiguió la victoria por ko.

Fue un combate duro, el tío es un luchador muy inteligente. Sabe cómo evitar un combate. Pero me dejó trabajar y finalmente le acabé noqueando. No necesito demasiado. Un golpe, una muerte” añadió Rozenstruik.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: